Verse bien para sentirse mejor

El tener una buena apariencia, nos da seguridad para desempeñar mejor nuestras actividades tanto en el plano personal como en el laboral, pero no solo es importante dar una buena impresión para los demás, lo más importante es que uno al mirarse al espejo estar satisfecho de su figura tanto de su rostro como de su cuerpo.

Para mejorar como nos vemos se pueden utilizar desde métodos sencillos como el estilo y el color del cabello, el maquillaje, la vestimenta, que cuando se realizan adecuadamente, rinden muy buenos resultados, pero  cuando se quiere hacer un cambio más radical y permanente, ya sea en nuestro rostro o en nuestro cuerpo, hay que realizar una cirugía estética.

Pero este tipo de procedimientos con llevan a dos grandes dilemas, el primero es lo que muchos dicen que es atentar en contra Dios, ya que si nos dio  cierta forma  por ejemplo una nariz larga  o ancha, busto pequeño en el caso de las mujeres, o muy grande en los hombres, porque vamos nosotros a  cambiarla y el segundo es con que profesional de la medicina acudir para realizarla.

La cirugía estética se comenzó a realizar como tal en la década de los 50as. Del siglo pasado en ese tiempo el papa que estaba al frente de la iglesia católica era Pio XII, el cual cuando le hicieron la pregunta que si este tipo de intervenciones atentaba contra los designios de Dios contesto que no se oponía, ya que restaura y perfecciona la máxima creación de Dios que es el hombre.

También he escuchado muy frecuentemente el concepto de que hay que envejecer con dignidad, por eso no hay que hacerse cirugías estéticas, pero muchas de esas personas  que dicen esto se tiñen el cabello para cubrir sus canas y cuando les he comentado que están en contra de lo que dicen, alegan que es otra cosa, pero como ya que como dije al principio, solo es un diferente grado de procedimiento para verse mejor y en este caso específico para verse más joven tanto para la demás gente como uno mismo

Hablando del proceso de envejecimiento facial, en ocasiones no es que sea por vanidad y solo para verse mejor, que se tiene que realizar la cirugía de los parpados, ya que el superior al ir cayendo con el paso del tiempo empieza a cubrir el campo visual de las personas, siendo difícil para ellas ver bien, es necesario el de realizar una cirugía para corregir esto, cuando este tipo de cirugía   se realiza por necesidad, es cuando se considera una cirugía reconstructiva,  pero cuando es para verse mejor es cuando es considerada una cirugía estética, dicho en otras palabras, la cirugía reconstructiva es llevar un sitio que esta deforme ya sea por un problema congénito, accidente o enfermedad a la normalidad y la cirugía estética es llevar una zona que es normal a un grado superior que es la belleza.

El médico, que tiene el entrenamiento adecuado para realizar este tipo de procedimientos, ya sea reconstructivos o estéticos es el Cirujano Plástico, ya que para su formación, se inicia primero estudiando la carrera de Medicina que es de 6 años, después continua haciendo la especialidad de cirugía general por 3 a 4 años y por último estudian Cirugía Plástica, durante 4 a 5 años, durante este tiempo   se les capacita para poder resolver los problemas de los pacientes que  tienen alguna deformidad o que quieren mejorar su aspecto.

Se me viene el recuerdo de una paciente que nació con la nariz doble, cuando la conocí era una niña muy retraída que se escondía para que nadie la viera y después de operarla, me conmovió el verla  ahora al frente de todo el grupo que nos estaba esperando en una de  las campañas de cirugía extramuros, en la huasteca potosina, esto debido a la seguridad que sentía  al ya tener una nariz más normal.

En ocasiones este tipo de cirugías reconstructivas son más complejas que una cirugía estética, pero por eso es el largo entrenamiento que tenemos para poder resolver ambos problemas.

Por desgracia, hay compañeros médicos y algunos que ni médicos son, que movidos principalmente,  por tener mejores percepciones económicas, hacen cursos de fines de semana, en los cuales solo les dan lo más fundamental de los procedimientos estéticos y ofrecen estos servicios  a sus pacientes, con muy frecuentes malos resultados, desprestigiando este tipo de intervenciones quirúrgicas ante todo el público.

Para saber si tu cirujano tiene un entrenamiento adecuado, consulta la página  web de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, www.cirugiaplastica.org.mx, en esta asociación están agrupados, los cirujanos que después de haber realizado los estudios adecuados  se dedican a esta especialidad de la medicina en nuestro país.

Termino  recordándoles que la finalidad  tanto la cirugía reconstructiva como la cirugía estética es VERSE PARA SENTIRSE MEJOR.